Cómo ayunar cuando estoy trabajando.

Ayunar es una práctica bíblica. Muchas veces queremos hacerlo, pero estamos trabajando. Hoy te escribo algunos consejos que te pueden ser de utilidad.

Si deseas ayunar mientras trabajas, la primera recomendación que te doy es que lo hagas tomando agua. Sobre todo, si trabajas en construcción, en las calles o en cualquier actividad que requiere mucho esfuerzo físico. El agua no quita el ayuno. Cuando he ayunado apartado completamente (sin agua), solo lo he hecho por tres días máximo.

Ahora surge la pregunta: ¿Cuánta agua puedo tomar? Algunos piensan que sólo debe tomarse una taza o medio vaso. Pero la verdad es que cuando ayunas con agua, puedes tomar toda el agua que necesites. Recuerda que lo que queremos es ayunar y lograr un propósito espiritual y no dañarnos los riñones o padecer deshidratación.

Si deseas ayunar pero estás trabajando te recomiendo hacer alguno de estos ayunos:

1. Ayuno con jugos naturales.

Este ayuno puede ser de un solo día o de tres días máximo. Te recomiendo tomar jugos naturales. Puedes tomar jugo en la mañana al mediodía y por la tarde. Además puedes beber toda el agua que necesites. Algo que debo recalcar es que esto no debe convertirse en un hábito ya que el jugo de fruta al ser tomado constantemente puede producir hígado graso, por lo tanto sólo debe hacerse una vez por semana como máximo. 

Una recomendación muy importante con el ayuno de jugos es que no tomes jugo de limón, de mandarina, de toronja, de kiwi o de naranja. Ya que esto te provocará molestias en tu estomago por la acidez. Puedes beber jugos de manzana, de fresa con arándanos, de peras, de melocotón, etc.

2. Ayuno con frutas.

El ayuno con frutas es muy efectivo cuando estamos trabajando y queremos ayunar.  Podemos comer frutas mañana tarde y noche. Evita las frutas ácidas, como los kiwis, las naranjas, las mandarinas y las toronjas; ya que esto puede incomodarte provocándote ardor de estómago.

Algunas personas son sensibles al comer papaya y ciruelas por sus efectos laxantes, por lo tanto ten en cuenta que esto puede provocarte algunos inconvenientes, evita comer eso de ser necesario. Te recomiendo: bananas, manzanas, peras, mangos, melones, lichas, higos, melocotones, nísperos, peras y uvas. Si vas a hacer este ayuno evita comer semillas, como las de almendras y maníes entre otros.

3. Ayuno con vegetales y ensaladas.

Si eres de las personas que va a ayunar tres, cinco y hasta siete días trabajando, el ayuno con vegetales y ensaladas está recomendado para ti. La receta es muy sencilla: vegetales cocidos, (sancochados) con un poquito de sal al gusto. No los combines con aderezos ni mucho menos con quesos u otro tipo de lácteos. Come las porciones que necesites.

Te recomiendo los huisquiles, la yuca, pipianes, camotes, ejotes, zanahorias, plátanos y papas.

En cuanto a las ensaladas te recomiendo no comer coles (repollo), evita los rábanos, el brócoli, la coliflor y los tomates si eres muy sensible o tienes problemas de gastritis. Por ningún motivo utilices queso rallado o algún tipo de aderezo o tocinos.  

Quiero recordarte que los ayunos que vamos a realizar tienen propósitos espirituales; estos no son ayunos para rebajar y perder peso, aunque es obvio que puede mejorar tu salud considerablemente. Pero lo primordial es ayunar por las almas perdidas, para ser sanados de alguna enfermedad o para obtener cualquier otra respuesta de Dios para nosotros o para otras personas.

* Si solamente vas a hacer un ayuno semanal, te recomiendo hacerlo con agua. La práctica de ayunar en el cristiano le fortalece su vida espiritual, su relación con Dios y ayuda a obtener grandes victorias espirituales.

Más adelante seguiré escribiendo acerca del ayuno y sus grandes beneficios. Deseo con todo mi corazón que el Señor te conceda tus peticiones y cumplas el propósito de tu ayuno.

Si tienes alguna duda puedes escribirme, te deseo lo mejor.

Pastor Henry Cerna

infohenrycerna@gmail.com

Publicado por Henry Cerna

Siervo de Jesucristo. Ganador de almas. Esposo. Padre de una bella hija. Recorro el mundo predicando el evangelio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: